La empresa cuenta ahora con un maestro pastelero de Casablanca que realiza hojaldres artesanales.

 

La pastelería La Medina de Chiclana se ha mudado desde Huerto Chico a la calle Fernando Magallanes, muy cerca del puente azul, a un establecimiento donde tienen tanto el despacho como el obrador.

Además, durante el poco tiempo que lleva abierto el negocio, también han ampliado surtido y personal. Siguen haciendo la pastelería árabe que les caracteriza, pero ahora también han incorporado los realizados con hojaldre tradicional al estilo marroquí, artesano, hecho con rodillo y a diario, que es “una auténtica exquisitez”, según explican. Esto les permite realizar milhojas al estilo de Tetuan (ver foto de arriba) que están teniendo muy buena acogida, hasta el punto de que ya se pueden probar en una cafetería de la capital gaditana, la Monkey Bakery de Corneta Soto Guerrero.

Los hojaldres han llegado de la mano de Brahim Ouziz, maestro pastelero de Casablanca y uno de los nuevos integrantes de la plantilla de la La Medina.

Actualmente también están ofreciendo los dulces propios de la Navidad, como los pestiños, aunque estos son los llamados chebakia, que tienen como peculiaridad la masa de almendra. Entre sus ingredientes está también la miel natural de Grazalema y el sésamo. Además, están realizando las mesas dulces para celebraciones, decoradas con temática árabe.

Tienes más información sobre este establecimiento aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome