El obrador ofrece su versión semanasantera del dulce protagonizado por un pequeño penitente de chocolate.

 

Es un dulce llamativo, y quizás por eso está empezando a popularizarse entre las pastelerías en Semana Santa. Santa. Se trata de una palmera con sabor a torrija, sobre la que se sitúa un penitente de chocolate portando un pequeño cirio. El obrador de Antonia Butron -con puntos de venta en San Fernando, Chiclana, Cádiz y Sevilla) y este es el segundo año que lo elabora.

Las palmeras, en una imagen cedida por Antonia Butrón.

La base es una palmera de hojaldre, sin conservantes ni aditivos, según explican desde el establecimiento. Están hechas a mano horneadas en hornos de piedra refractaria. La plamera lleva crema de torrijas con glaseado y la decoración (el penitente) es de galleta bañada en chocolate negro, con cirio y los ojos en chocolate blanco.

Esta palmera atorrijada estará a la venta hasta el final de la Semana Santa a un precio de 2,45 euros.

Direcciones y mas datos sobre Antonia Butrón, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome