El establecimiento situado en el centro de la localidad da un aire más informal a sus salones con el objeto de promocionar la fórmula de comer a base de tapas. El local ha ganado dos de los premios de la feria del Conejo. Los otros han sido para la Venta El Cantarero y para el restaurante Casa Paco

El salón comedor de El Perro de Paterna sigue presidido por una imagen del cantaor que fundó el establecimiento, pero lo que está en torno a él ha cambiado. Sillas blancas, mesas con vistosos manteles en celeste y blanco, cortinas de colores. La idea es abandonar la imagen de mesón rústico que tenía el local  y acercarse más a los modernos bares de tapas.

Pero en El Perro de Paterna no han cambiado sólo de decoración. La nueva carta que han estrenado este otoño profundiza mucho más en la idea de comer de tapas, un concepto que se puede desarrollar tanto en la barra del local, como en el comedor remodelado y también en coqueto patio interior. No se han abandonado los guisos de caza. Chani Cortijo sigue haciendo los guisos de conejo que aprendiera de su suegra y en temporada hay espárragos y tagarninas, pero ahora a estos clásicos se le añade un amplio listado de tapas, tanto tradicionales como con un toque innovador.

“Tenemos que conjugar los gustos de la gente que viene de fuera pero también atender a las personas que viven aquí en Paterna y a las que le gusta tapear y hacerlo con algo distinto. Tratamos de atender así, con esta nueva carta todos los gustos”.

La nueva carta, alojada en un triptico plastificado, muy lejos de las tradicionales de las ventas y restaurantes cubiertas de cuero, se abre con una amplia oferta de tapas y medias. Se pueden tomar en todo el establecimiento. No se hace distinción entre barra y comedor. En ambos lugares se puede comer de tapas, de platos tradicionales o uniendo ambos conceptos.

Las croquetas de bacalao con crema de pimientos del piquillo, una de las tapas de El Perro de Paterna. Foto: Cedida por el establecimiento

Las croquetas de bacalao con crema de pimientos del piquillo, una de las tapas de El Perro de Paterna. Foto: Cedida por el establecimiento

Hay ensaladilla de pulpo, ensalada de queso a la plancha con salmón, cortes de carne de cerdo aliñado con mojo picón o un solomillo con salsa de frutos rojos, una oferta muy alejada de la carne en salsa o los bistelitos a la plancha típicos de estos bares.

Hay también tostas o atún a la plancha con manzana y aguacate. Las tapas oscilan entre los 2,50 y los 4 euros.

Ya luego comienza la parte más tradicional, la de los platos. La mayoría de ellos se sirve también por medias, otra costumbre muy de moda entre los clientes que buscan probar más cosas en una sola comida. Junto a la ensalada mixta de toda la vida aparece otra de frutas con langostinos y vinagre de frambuesa. No falta tampoco otro clásico como el consomé y hay arroces que van desde el famoso del local, el que se hace con conejo salvaje (ver aquí la receta) hasta otro con espárragos,  sólo en temporada u otro con carrillada ibérica.

En los revueltos se vuelve a abrir esta mezcla entre lo tradicional y lo nuevo. Así se puede encontrar el clásico de espárragos junto a otro de foie y manzana con patatas.

El apartado de carnes es el más amplio. No faltan varios cortes de cerdo ibérico, retinto o algunas propuestas de caza: conejo en salsa, perdiz o venado, pero no se renuncia tampoco a uno de los platos de carne de modal, el codillo que se ofrece al horno y al precio de 12 euros la ración.

El establecimiento tiene también pescados. Hay chocos, bacalao o gallo además de algunas propuestas de fritura. En los postres también se deja notar el aire innovador con un tocino de cielo con yogur, un flan de chocolate con oreo o el casi fijo en todos los establecimientos “brownie” de chocolate. Hay “pijama”, el surtido de postres, aunque no se nombra así, sino como surtido.

Siguen manteniendo los desayunos, un clásico en estos establecimientos, y tienen pan de la zona.

La fórmula está siendo exitosa según destaca Chani Cortijo. De hecho su trabajo se ha visto muy reconocido en la feria del conejo que acaba de tener en la localidad y donde el establecimiento se ha hecho con dos primeros premios, el único que ha logrado la hazaña.

El Premio a la mejor tapa de conejo fue para su “tostá de cachuela de conejo con verduras de huerta” y también lograron el premio a la tapa más votada por el público con este mismo plato.

El resto de los premios fueron:
Mejor Tapa Tradicional, para el “conejo en salsa de pimientos rojos” de la Venta el Cantarero.
Mejor Tapa Innovadora, para el “ferrero de conejo con crema de boletus” del Restaurante Casa Paco.
La segunda tapa más votada por el público fue el  “risotto de conejo y payoyo” de la Venta La Parada.

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Perro de Paterna, aquí.

La tosta de cachuela ha obtenido dos premios en la ruta del conejo. Se mantendrá en la carta del restaurante debido a su éxito. Foto: Cedida por El Perro de Paterna

La tosta de cachuela ha obtenido dos premios en la ruta del conejo. Se mantendrá en la carta del restaurante debido a su éxito. Foto: Cedida por El Perro de Paterna