Casa Bernardo de Chiclana centra su actividad en la Barrosa durante el verano y El Acebuche de Jerez, en El Chozo de Vistahermosa.

 

La necesidad de buscar otro local ha llevado a la confitería La Duquesa a cambiar de ubicación sin salir de Sanlúcar. Mientras, en Jerez y Chiclana, dos establecimientos han decidido ‘irse’ a la playa en este inicio de la temporada estival.

La pastelería La Duquesa abrió en Pio XII en octubre de 2017. Pese a que no llevan ni un año de actividad, se han hecho famosos por sus dónuts decorados con chocolate o rellenos con cremas. Sanlúcar seguirá teniendo dónut bombon, pero ahora en el barrio de Bonanza: se han trasladado a a calle Botavara 14, a un establecimiento que de momento funciona sólo como despacho, pero donde en el tiempo quieren poner también cafetería. Más información sobre este establecimiento aquí.

Otros dos cambios que se producen estos días en la provincia vienen derivados por la llegada de la temporada estival. En Chiclana, Casa Bernardo ha cerrado esta semana su sede original, donde antiguamente estaba la Venta El Águila, para centrarse en el establecimiento que tienen en la playa de la Barrosa. El local ya había permanecido cerrado desde 2012 hasta el 1 de abril de 2017, cuando reabrió de la mano del Jesús Fontao Más información sobre Casa Bernardo aquí.

También quieren aprovechar la playa de El Acebuche de Jerez, un establecimiento abierto hace tan sólo unos meses en Jerez. El pasado año, el propietario de este establecimiento, Alfredo Erquicia, se hizo con El Chozo de Vistahermosa, lo que les ha dado la oportunidad de hacer un traslado estival: El Acebuche está cerrado hasta el 6 de septiembre, pero su equipo continuará ofreciendo servicio en El Puerto de Santa María (la imagen que encabeza esta información corresponde a la terraza de El Chozo y ha sido cedida por el establecimiento). Más información sobre El Acebuche aquí, y sobre El Chozo, aquí.