Bernardo Cruz explica que la idea es conservar el negocio de la calle Plocia de Cádiz tal y como era cuando lo regentaba Félix Fernández.

 

La Cepa Gallega volverá a abrir sus puertas en el plazo de, aproximadamente, un mes. El establecimiento de la calle Plocia está cerrado desde el 30 de junio, cuando se jubiló su propietario, Félix Fernández. Desde entonces, nada ha cambiado en su interior: está como el último día de apertura. Y así seguirá.

Bernardo Cruz es el nuevo propietario de la Cepa. Desde 2011 regenta junto a su esposa, la cocinera Sophie Sjodahl, el Usodimare, el restaurante italiano situado en el número 15 de la calle Plocia. La Cepa fue el primer establecimiento al que acudió en Cádiz, al que volvió frecuentemente mientras se hacía la obra del Usodimare. Su cierre le dejó “mal sabor de boca” hasta que un día, hablando con Félix, surgió la idea que al final ha cristalizado: Bernardo se encargaría de reabrir la Cepa tal y como era. Decoración incluída. No cambia ni el número de teléfono. Lo que no será ya es provisionista de buques.

Bernardo explica que al local no le han faltado novios desde que cerró; cree que ha sido decisivo a la hora de cerrar el trato el hecho de que su proyecto no supusiera cambios con respecto a la actividad que Félix dio al local del número 9 de calle Plocia, un veterano ultramarinos que abrió sus puertas en 1920 como provisionista, durante décadas.

Actualmente, Bernardo está contactando con los antiguos proveedores para que, dentro de un mes si es posible, la Cepa reabra con su viejo espíritu, el que hacía que se llenara cada medio día.

Más información sobre La Cepa Gallega, aquí.

Más información sobre Usodimare aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome