798 Asian Bar es el nombre del nuevo restaurante de los propietarios de La Candela, uno de los restaurantes más recomendados de la capital gaditana. El establecimiento, dedicado a la comida asiática, servirá comida a domicilio

Texto: Benjamín Colsa

El Restaurante La Candela crece a partir del 6 de abril con la apertura de un nuevo local, 798 Asian Bar, en la calle Hospital de Mujeres, 40 esquina con Sagasta. Se trata del local donde estuvo el Bar Maxi y, más recientemente, el Baratapas. El proyecto nace a raíz de la apertura, el pasado 7 de junio, de Distrito 798, una tienda productos asiáticos ubicado en la calle Feduchy 16. En Feduchy se fue fraguando la idea, ya que el local no solamente ha servido como punto de encuentro de amantes de la cocina asiática sino que a raíz de que se organizaban catas y cursos de cocina, se dieron cuenta de la demanda que tenía esta gastronomía.

El local cuenta con unos 45 metros cuadrados, una barra y una decoración que ha respetado el bache típico de Cádiz pero con grafitis en las paredes con motivos asiáticos como una geisha, el Monte Fuji o unas carpas. Para esta decoración han contado de nuevo con “el hijo de la Keka”, de El Puerto de Santa María, Alfonso Carrillo, autor del mural de la tienda de la calle Feduchy.

El proyecto surge como una idea de los siete trabajadores de La Candela. El propietario de este establecimiento, Víctor Piñero, explica que “un día llegamos a La Candela y lo hablamos mi pareja [Carmen Adán, también propietaria de La Candela] y yo con los trabajadores y decidimos montar la sociedad. Todo el mundo se ha unido al proyecto con ilusión y con ganas de compartir y crecer juntos”. Así, en el proyecto están Víctor Piñero, Carmen Adan, Pepe Collado, Santi Delgado, Manuel González, Jesús Caballero y Lourdes Deschamps.

La carta está formada por platos para compartir y el propósito es englobar en ella todo Asía. Cocina china, coreana, vietnamita, tailandesa y japonesa. Destacan elaboraciones como la “Tortita de pato pekín”, una tortita con la salsa de pato pekín con una verdurita para que el cliente se lo termine de montar en el plato; el dumpling, masa cocida rellena de secreto ibérico, gambones y cebolleta marinado con aceite de sésamo, soja, jengibre encurtido y cocinado al vapo,r o el Chili Crab, hecho con buey de mar cocinado en una salsa de tomate, ajo, jengibre y guindilla.

También habrá ensalada de cangrejo frito, verduras encurtidas en mirin, mini mazorca de maíz y vinagreta de kimuchi o ceviche de pez mantequilla, tataki de atún rojo, chao mei de gambas, yakiudon de gambones, pad yhay de pollo, saam de atún en tempura y de postres trufa de té verde, mochis de coco, té verde y cacao o un arroz con leche de coco y mango

Después de Semana Santa está previsto un servicio de comida para llevar.

Horarios, localización, teléfono y más datos de 798 Asian Bar, aquí.