La entidad, que nace con la idea de desarrollar la figura de estos especialistas de los vinos en los restaurantes, se presentó en sociedad en la sede del Consejo Regulador del Jerez

No podía ser otro sitio el que sirviera para presentar la asociación, la sede del Consejo Regulador del Jerez y su máximo represenante, el presidente de la entidad, Beltrán Domecq, fue el encargado de presentar el acto, consciente de la importancia de estos profesionales porque son “nuestras manos en los lugares donde se consume el vino” señaló.

Media centenar de personas se dieron cita en la puesta de largo de la Asociación de Sumiller de Cádiz, la mayoría representantes de bodegas, distribuidores de vinos y profesionales de la hostelería. No son un colectivo amplio los sumiller de Cádiz. De hecho, en principio, la entidad tan sólo tiene tres socios pero esperan que este número se incremente en los próximos días conforme los profesionales del sector la conozcan. Los sumilleres son los encargados de los vinos en los restaurantes. En Cádiz esta figura está presente en contados establecimientos y son los jefes de sala, los antiguos maitres, los que suelen responsabilizarse de esta área.

La secretaría y tesorera de la entidad, Mari Carmen Martínez Granados, resalta que muchos profesionales de la provincia han emigrado incluso fuera de la zona en busca de trabajo ya que aquí no lo encuentran. Una de las ideas fundamentales de la entidad será, por tanto, intentar que los restaurantes vayan incorporando estos profesionales a sus plantillas. Así lo dijo el presidente de la nueva asociación, José Antonio Barragán, sumiller y metre, que ha pasado por el restaurante Tierra de Santi Santamaría, el Aponiente de Ángel León o el onubense Acáthum de Xanty Elias, entre otros, y que en 2015 recibió el premio al mejor jefe de sala de Andalucía.

Ahora trabaja para el proyecto Universo Santi, un restaurante que pronto se inaugurará en Jerez y que tiene como característica más llamativa que su plantilla estará integrada por personas con discapacidades.

La busqueda de la igualdad y la incorporación al mundo de los sumiller y del vino de las personas con discapacidad es otra de las prioridades de la nueva entidad. De hecho el acto fue traducido al lenguaje de signos y entre las intervinientes estuvo Gloria Bazán, trabajadora social de Universo Santi, que destacó que para las personas con discapacidad este puede ser un campo interesante desde el punto de vista laboral y también para adquirir cultura.

La organización de actos en torno al vino y la gastronomía es la tercera pata de la entidad. En definitiva profundizar en conocimientos para lo que quieren visitar bodegas, organizar catas o reuniones en restaurantes. De hecho para el 13 de febrero ya quieren organizar el primer acto aunque están aún limando los últimos detalles.

Para dar animos a la nueva entidad también estuvo presente en el acto el presidente de la asociación de sumilleres de Sevilla y de la federación andaluza de estos profesionales.

¿Quiere saber más sobre la Asociación de Sumilleres de la provincia de Cádiz? pulsa aquí.

¿Quieres saber cuales son los restaurantes de la provincia de Cádiz que más cuidan sus cartas de vinos? pulsa aquí.

Toda la presentación fue traducida al lenguaje de signos por parte de la intérprete María Sanromán. Foto: Cosasdecome

Toda la presentación fue traducida al lenguaje de signos por parte de la intérprete María Sanromán. Foto: Cosasdecome