La campaña ha arrancado antes este año debido a que la Virgen bajará este año a la localidad.

 

Cada año, a mediados de agosto, la confitería Juan Moreno de Villamartín comienza a elaborar sus Coronas, unos dulces rellenos de crema que homenajean a la Virgen de la Montaña. Los dulces están disponibles hasta septiembre, y a veces hasta octubre, aunque el resto del año los hacen por encargo.

Una de las coronas.

Una de las coronas.

Este año, la elaboración se ha adelantado unos días; y es que cada ocho años- cuando la romería de la Virgen de la Montaña cae en domingo-, la Virgen visita Villamartín. Será el 15 de agosto, a las 3 de la madrugada. Esta tradición ha hecho que en la confitería comiencen ya ha hacer los dulces, que están disponibles en tamaño individual, al precio de 80 céntimos, y grande, a 4,5. Cada año, esta pastelería elabora más de mil de los primeros y unos trescientos de los segundos.

Este establecimiento no sólo es conocido por estas coronas, sino también por sus torpedos, un dulce que, precisamente, cumple cincuenta años (más información aquí).

Más información sobre el establecimiento, aquí.