El establecimiento rescatará recetas antiguas de la localidad, algunas extraídas de un libro de cocina centenario. También habrá fórmulas de inspiración andalusí.

 

La Taberna Los Jóvenes Flamencos de Arcos abrirá un restaurante en el centro de la localidad, dedicado a la cocina tradicional. La propuesta busca incluso ahondar en el pasado de la gastronomía arcense, incluso en sus raíces andalusíes.

El establecimiento estará en el número 10 de la calle Cuesta de Belén. Se trata de la finca de los propietarios, Cristóbal Pérez y Laura Jiménez, que la han dividido para que además de la vivienda acoja un pequeño restaurante. Es un edificio con encanto, con siglos de historia, que antaño fue un hospital. El negocio será de tipo clásico, de esos establecimientos donde donde comer tranquilo, sentado a una mesa. Y es que, según explica Cristóbal, en Arcos hay muchos  lugares donde tapear, pero ningún restaurante de este tipo.

Laura se está encargado de la decoración de un negocio que abrirá, si todo sale según lo previsto, el próximo mes de mayo.

En lo gastronómico, la apuesta es por lo más tradicional: el recetario típico arcense y también el andalusí. El regalo de una vecina de Arcos, que les ha dado un libro de en torno al año 1800 con recetas les está permitiendo experimentar con formulas casi olvidadas. Se trata de un libro manuscrito que ha pasado de generación en generación de una misma familia y que registra los pesos por cucharás y otras medidas ya en desuso. Algunas de las recetas -están la sopa de cebolla, la alboronía- ya se han ido probando en la taberna. Las que más gusten acabarán en la carta del nuevo restaurante. La parte andalusí vendrá de la mano de la cocinera marroquí que trabajará en el restaurante: habrá tallín, pastelería árabe…

Además, explica Cristóbal que el pan será hecho por ellos y que los productos gaditanos tendrán protagonismo en las elaboraciones que se servirán en el restaurante en unos meses.

Más sobre la Taberna Los Jóvenes Flamencos aquí.