El cocinero abre en un par de semanas en la plaza Canterbury de Jerez un establecimiento que primará el producto sobre la técnica, una oferta que complementará la del futuro Tiemar.

 

Dentro de dos semanas abrirá Tuétano Brasserie en la plaza de Canterbury de Jerez, donde antes estaba el Foster Hollywood. La barbacoa del antiguo local ha sido transformada en una de tipo japonés, una robata, con la que se elaborarán carnes y pescados. Un concepto que prima el producto sobre la técnica, mucho más tradicional que lo que su propietario, el cocinero Isidro López, hacía en el Tiemar.

La cocina más innovadora del Tiemar volverá. Este establecimiento cerró hace prácticamente un año en su ubicación original para trasladarse a un local de la plaza Aladro de dos plantas que antes había tenido un uso comercial. El cambio uso y la protección propia del casco histórico jerezano ha complicado los trámites más de lo previsto, y actualmente la fecha que se baraja para el gastrobar que ocupará la planta baja es en marzo; posteriormente vendrá el restaurante de la planta superior. Aquí puedes leer cómo será.

Isidro López ha decidido que, mientras se materializa este proyecto emprenderá otro, pero compatible: la idea es mantener abiertos los dos. Así, ha optado por una fórmula más tradicional en la que tendrán gran peso carnes y pescados, las brasas… un local donde sentarse, dentro o en la terraza (caben unas 96 personas) y probar también  ensaladillas, mariscos o arroces. Aunque la línea será tradicional, el cocinero explica que dará a los platos «un toquecito en mi línea».

Más información sobre Tiemar, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome