Casa Hidalgo le dedica a su fundador El Predilecto, un dulce que conmemora su nombramiento como Hijo Predilecto de Cádiz.

 

Pedro Hidalgo ha sido nombrado Hijo predilecto de Cádiz, y desde el negocio que fundó en la plaza de la Catedral de Cádiz, Casa Hidalgo, le han querido dedicar un homenaje. La iniciativa fue de su hijo, Pedro Pablo, actualmente al frente del negocio, que ha querido encerrar todo un mensaje de cariño en una palmera.

Y es que el dulce es eso: una pequeña palmera, hecha con el hojaldre de la casa, en cuyo color y textura ven reflejada la arena de la playa. La palmera está recubierta de una capa de chocolate, y después lleva dos natas cremosas de trufa -como el moreno caletero que siempre luce Pedro- y de nata blanca, con la que quieren reflejar el ‘color’ de su sentido del humor. El último paso es una cobertura de chocolate que le da un último toque crujiente.

Encarni Pastrana da los últimos toques a un 'predilecto'.

Encarni Pastrana da los últimos toques a un ‘predilecto’.

Se trata de uno de esos dulces sencillos y buenos que se disfrutan en varios bocaos y en los que la parte de arriba, muy cremosa gracias a trufa y nata, vienen a contrastar con la base más sólida del hojaldre que (junto a las empanadas) han dado fama a este establecimiento gaditano.

El predilecto, que es como se llama el dulce, estará disponible permanentemente en el establecimiento de la Catedral y cuesta un euro y medio, según explica la encargada, Encarni Patrana, que explica la alegría que les ha producido un nombramiento que ven más que merecido.

Pedro Hidalgo no es el único hostelero del que se ha acordado el Ayuntamiento de Cádiz para distinguirlos el próximo 19 de marzo: también ha nombrado Hijo Adoptivo a Isidoro Cárdeno, de Cumbres Mayores. Más información aquí.

 

Más información sobre Casa Hidalgo y su historia, aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome