José Sánchez elabora un helado con queso curado de cabra, que se acompaña con mermelada de breva y miel grazalemeña.

 

El Roqueo de Conil está ofreciendo esta temporada un nuevo postre, un helado que está elaborado con queso y que se acompaña con brevas y miel, aunque todo con un toque muy gaditano.

Según explica José Sánchez, el queso que se emplea es el curado de cabra Payoyo. En el establecimiento han realizado una mermelada de brevas para acompañar, y el toque más dulce lo pone una miel de Grazalema.

Cada verano, en El Roqueo sorprenden a sus clientes con helados originales, como los de hinojos, brevas o rosquetes (más datos aquí).

Más sobre El Roqueo, en este enlace.