La bodega González Byass ha presentado Tío Pepe en Rama 2017, que define como “una joya de Jerez de elaboración limitada que llega, como cada año, en la primavera, la estación en la que la flor es más activa e inunda de vida la bodega. Cuando Antonio Flores, enólogo y master blender de González Byass, interrumpe la quietud de la bota con su venencia para descubrir este vino de Jerez que, año tras año, sorprende al mundo entero”.

“Tiza, bodega y largas horas de meditación” han dado como resultado el descubrimiento de 60 botas en las centenarias bodegas de La Constancia “en las que el tiempo parece haberse detenido y de las que emerge Tío Pepe en Rama”. El frío invierno ha hecho que “el manto” de “la flor” abrigara “más que nunca al vino”, haciéndolo “fragante, intenso, brillante, salino y limpio”.

Posee un color amarillo pálido con reflejos dorados y verde oliva. En nariz es aromático y muy elegante, con un intenso carácter a levadura de “flor”. Presenta un característico aroma a almendra, típico de la variedad Palomino Fino. “Fresco, complejo y expresivo, pero sobre todo, vivo y salvaje”. La bodega aconseja maridarlo con pescados, mariscos, quesos, carnes blancas y para tapear.

El Fino en Rama no ha sido sometido a los procesos habituales de clarificación y filtración por lo que “expresa el carácter único del Jerez y muestra un Fino de la forma más natural y delicada”.

La etiqueta de la edición 2017 se ha obtenido de diseños históricos y originales  conservados en el Archivo Histórico de la Fundación González Byass.

Está disponible en la Tienda Online de González Byass. El paquete compuesto por tres botellas y dos copas de regalo cuesta 45,75 euros.