El freidor abierto por dos pescaderos del Mercado de Abastos de Cádiz y una arrocería valenciana abierta por un pareja argentina, novedades del Rincón Gastronómico.

 

Dos pescaderos del Mercado Central de Cádiz han montado juntos un freidor en el propio Rincón gastronómico, sin salir de los muros del histórico edificio. Hacía cinco años que Fernando Coucheiro acariciaba esa idea, pero al fin ha podido hacerla realidad junto a Salvador Román.

El Freidor del Mercado está en el puesto número 1 y 2 de la Plaza de Abastos. En realidad, no se puede decir que sea el primero que abre en el Rincón Gastronómico, puesto que exactamente en el mismo sitio, hace un par de años, abrió sus puertas Llévatelo Calentito, también de manos de uno de los detallistas que ya contaban con puesto en el mercado. Pero aquello, en los últimos tiempos, había acabado perdiendo carácter de freidor, y finalmente el propietario decidió ofrecerle el traspaso a Coucheiro.

Coucheiro, mostrando unas pijotitas y un corte de atún.

Coucheiro, mostrando unas pijotitas y un corte de atún.

Abrieron el 26 de febrero, en vísperas del Carnaval. La idea es ofrecer productos típicos del freídor de buena calidad, pero siempre con pescado fresco: acedías, pijotas, salmonetitos… Los congelados se limitan a especies que, como el calamar, conviene congelar para que queden más blanditas.

Además, incorporan especies que no se suelen ver en los freidores, como el bacalao skrei (se sirve frito en daditos), pescadilla del fondón, gallo y atún patudo (con o sin adobo), un atún menos glamuroso que el rojo pero que da muy buenos resultados para cocinar. En la preparación, se intenta que la cosa sea lo menos espinosa posible, para que la gente lo pueda tomar andando sin problemas.

También tienen tortillitas de camarones, elaboradas por ellos mismos.

Arroz a la valenciana

Paola y Jonathán, con sus arroces a la valenciana.

Paola y Jonathán, con sus arroces a la valenciana.

Un día más tarde que el freidor y casi a su vera (en los puestos 4 y 5) abrió Origen, un establecimiento consagrado a la comida tradicional valenciana abierto por una pareja de argentinos, Paola Noto y Jonathan Ravinovich, que aprendieron esta cocina en Alicante.

Ahora, en Cádiz ofrecen arroces, paellas, cocas, pimientos rellenos, marineras… recetas de allí, pero con los productos que encuentran en el mercado de Cádiz. La idea en el futuro es crear menús para llevar, para que la gente pueda disfrutar de la gastronomía valenciana en casa o en la oficina.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome