En los próximos meses verán la luz 2 de sus trabajos: Lu, en Jerez
y Las Delicias Costa en la playa de El Palmar. Este creador de espacios, como le gusta definirse, es el diseñador de establecimientos como Las Delicias, el mercado gastronómico o el colmado Palomita en Vejer

 

Le gusta definirse como “creador de espacios”. Su lema es “Tu sueño, mi pasión” y su objetivo es ese, transformar los sueños de sus clientes, en realidades. A sus 48 años, Gaspar Sobrino ha decidido finalmente establecerse en Vejer donde venía a veranear, donde compró casa para las vacaciones y donde se queda “porque aquí se vive muy bien”, así de sencillo.

Sobrino tiene un curriculum de esos que le gustaría a cualquier madre. Ha trabajado por todo el mundo y para firmas como Inditex, Lacoste o C & A, pero ahora quiere centrarse en el diseño de otro mundo que le apasiona, el de la hostelería.

Acaba de firmar un acuerdo con Pedro Peña, toda una institución del interiorismo en Marbella y juntos han puesto en marcha la firma Peña y Sobrino que se dedicará a desarrollar proyectos en el Sur de España. Pero además de estos trabajos, el creador de espacios quiere centrarse, ya con proyectos propios, en la hostelería de la provincia de Cádiz: “Me gusta esto, creo que hay cosas que hacer y gente con la que trabajar, así que aquí estoy”.

Dos proyectos casi finalizados

En la actualidad tiene ya ultimados dos proyectos que verán la luz muy pronto. Antes de que termine el año la idea es que abra en Jerez LU cocina y alma, un proyecto capitaneado por el cocinero jerezano, Juan Luis Fernández, mano derecha de Angel León durante una década en Aponiente, y que ahora se lanza en solitario con un proyecto rompedor en la plaza Aladro en el que cocinará delante de los clientes (toda la información aquí).

También está previsto que abra antes de que termine el año otro trabajo que va a llamar la atención ya que todo el interior se basará en el mimbre: Las Delicias Costa.

Promovido por los mismos empresarios de Las Delicias de Vejer, el grupo Corredera 31, el establecimiento estará situado en la playa de El Palmar, muy cerca de la famosa torre. Con capacidad para unos 60 comensales el establecimiento desarrollará un proyecto gastronómico muy parecido al de Las Delicias de Vejer, con una cocina innovadora basada en el producto local. Pero habrá algunos añadidos. Por un lado la carne y los pescados a la brasa, que serán una de las apuestas del nuevo local y por otro los arroces. La otra gran novedad es que ofrecerán desayunos, con el “añadido” de unas estupendas vistas sobre la playa.

Reproducción virtual del comedor de Las Delicias Costa. Foto: Cedida por Gaspar Sobrino

Reproducción virtual del comedor de Las Delicias Costa. Foto: Cedida por Gaspar Sobrino

La idea es que Las Delicias Costa esté abierto durante todo el año. Pero Gaspar Sobrino espera que estos no sean sus dos únicos proyectos. En este sentido se pone a disposición de los hosteleros “que quieran ofrecer algo novedoso, que tengan un sueño en el que nosotros podamos poner nuestra pasión”.

Sobrino comenzó sus trabajos en la provincia de Cádiz en 2011. El hostelero Javier Dueñas, otro empresario “cautivado” por Vejer, quería desarrollar proyecto propio en la emblemática plaza de Los Pescaitos de Vejer. Unos amigos le pusieron en contacto con Sobrino quien diseñó un bar con una imponente barra realizada con lozas hidráulicas, un suelo que empazaba entonces a ponerse de moda. Así surgió Garimba Sur (más información aquí).

Pero lo que provocó el “oooh” general en toda la provincia fue “Las Delicias”. “No teniamos mucho dinero, pero si mucha imaginación. A mi eso de transformar un antiguo teatro en un bar me sedujo mucho” señala Sobrino. Lo bueno, bonito y barato, el sueño de cualquier empresario, lo encontró en unos palets de madera con los que cubrió las imponentes paredes del local, de diez metros de altura. En el centro unos andamios cubiertos con macetas. Al establecimiento sigue iendo gente no sólo a comer, sino simplemente a verlo, como si visitaran un museo. Aquí toda la información sobre los comienzos de Las Delicias.

Sobrino había hecho en Vejer la obra “cumbre” de lo que luego se ha calificado como la decoración industrial, una combinación entre materiales reciclados, fundamentalmente madera e hierro, y un cierto aire de fábrica antigua, con luces muy llamativas.

Sobrino considera que se ha abusado de esta decoración “y se ven muchos bares iguales, creo que hay que ir por otros caminos”.

Amante de la naturaleza, de la comida con productos buenos, Sobrino ha recibido incluso el reconocimiento del Ayuntamiento de Vejer donde ha desarrollado otros proyectos hosteleros importantes como el mercado gastronómico de San Francisco, recuperando el antiguo mercado que estaba muy decaido, o la remodelación de todo un mito, el ultramarinos Palomita, que convirtió en un colmado con ciertos toques románticos.

Su relación con Cádiz comenzó de pequeño, cuando su familia veraneaba en El Puerto de Santa María. Luego volvió de mayor y al final se queda aquí…ha encontrado la luz.

Se puede contactar con Gaspar Sobrino en el correo electrónico: info@gasparsobrino.com

La foto superior de Gaspar Sobrino es del fotógrago Iñaki Brotons

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome