Estaría situado en la avenida de los Descubrimientos. El proyecto contempla crear un espacio de 2500 metros cudadrados donde convivirían varios restaurantes, puestos con productos gourmet y de los tradicionales de una plaza de abastos, además de un aparcamiento y un espacio dedicado a los niños. Ahora comienzan la fase para captar pequeños empresarios que quieran hacerse alguno de los más de 60 espacios disponibles

Varios empresarios de Chiclana unidos bajo la firma Centro Gastronómico Moblas 17 SL proyectan construir un mercado gastronómico en la avenida de Los Descubrimientos, esquina con la avenida de la Industria, en el polígono de Urbisur en Chiclana, en concreto en la nave que ocupa actualmente Puertas Motos, cuyas instalaciones seguirán en funcionamiento y se trasladarán a otro local cercano, situado a unos 400 metros.

El proyecto es bastante ambicioso. Ocuparía unos 2.500 metros cuadrados en dos plantas y contempla la inversión de 2,5 millones de euros.

De todos modos el trabajo está ya bastante avanzado según adelantaron los gestores de la idea que presentaron el proyecto el pasado martes en Chiclana y con la presencia del propio alcalde de la ciudad, José María Román, que destacó la importancia de la iniciativa. El diseño tanto exterior como interior del local está terminado y lo que ahora han comenzado los inversores es una campaña para captar pequeños empresarios que se quieran situar en este espacio.

Los locales disponibles son cuatro bares restaurantes, con fachada y puerta de entrada desde la avenida del Descubrimiento, la calle principal del polígono Urbisur. El mayor de los locales tiene 100 metros cuadrados y los otros tres rozan los 60. Pero después hay un total de 59 locales más, la mayoría de ellos en torno a los 8 metros cuadrados que están destinados a puestos.

Estos se dividirán en dos partes. Un espacio destinado a puestos que ofrezcan tapas y  productos gourmet, en total 34 locales, y otro espacio dedicado a mercado tradicional (pescaderías, carnicerías, fruterias…) para los que hay reservados otros 25 espacios. Cada uno de estos locales tendría un coste de alquiler mensual en torno a los 400 euros, según adelantó Guillermo Macpherson, máximo responsable de Macpherson consultores, la empresa que se ocupará de la comercialización de los establecimientos y ya con experiencia en el sector.

Así está prevista que sea la zona de tapas.

Así está prevista que sea la zona de tapas.

Para Macpherson la oferta es muy atractiva. En primer lugar destaca el precio de los locales, en los que no hay que hacer inversión de obra ya que se entregan ya terminados, salvo el equipamiento propio que ponga cada establecimiento. Asimismo destaca que los locales podrán abrir tanto en horario de mañana como de tarde-noche con lo que podrán acceder a otros públicos.

También destacó la flexibilidad de la oferta. En este sentido puntualizó que se pueden adquirir varios puestos y que incluso uno puede tener varios usos dependiendo del horario. Así puede ser un puesto de marisco por la mañana y luego transformarse en un cocedero a la hora de comer o los fines de semana.

Asimismo destacan que todo el menaje de vasos, platos y cubiertos son compartidos por todos los locales, con lo que también se liberan de esta inversión. Igualmente es comunitaria la limpieza.

El espacio, decorado con un estilo muy de moda, el conocido como arquitectura industrial, que une espacios muy luminosos, decorados con madera y metal, se orienta en torno a dos grandes plazas cubiertas en torno a las cuales están los puestos. En las “calles” que hay entre los puestos es donde se distribuyen las mesas y las sillas donde los clientes pueden tomarse los productos que compren en los establecimientos.

Zona destinada a los puestos. En el centro el espacio destinado para que los clientes puedan sentarse a comer lo que compren.

Zona destinada a los puestos. En el centro el espacio destinado para que los clientes puedan sentarse a comer lo que compren.

El espacio se complementa con un zona, situada en una planta superior, destinada a los niños y donde estos podrán estar mientras sus padres hacen las compras o toman unas tapas. El último espacio, situado en el exterior, es un aparcamiento con capacidad para unas 70 plazas para que los clientes que acudan al mercado tengan todo tipo de facilidades. Los promotores destacan que “ofrecemos una oferta tradicional, con productos de calidad y recreando una plaza de abastos, pero con las comodidades de las grandes superficies como el aparcamiento, el amplio horario, espectáculos y actividades que tendrán lugar en el espacio y una cuidada atención al público”.

El diseño del establecimiento es de uno de los diseñadores de más prestigio en Andalucía y todo un especialista en este tipo de espacios, Alvaro Linares, el mismo que también ha diseñado el mercado proyectado en la antigua estación de trenes de Cádiz.

Linares ha trabajado en los diseños de los espacios con la arquitecta Cristina Cruz Navas. Del diseño de la imagen se ha ocupado otra empresa gaditana, Neosbrand, de los hermanos Fidel y Javier Castro.

El nombre de “La Banda” viener porque es así como se conoce en la ciudad la zona donde se va a ubicar el nuevo mercado.

La idea de los impulsores de proyecto es, una vez que se vea la respesta de los pequeños empresarios al proyecto, comenzar las obras de adaptación de la nave actual, donde está Puertas Motos, a los nuevos usos, un proceso que calculan que se puede prolongar en torno a un año. Las previsiones de la firma serían estar funcionando ya en 2018.

El mercado ya cuenta con una página web donde se ofrecen más detalles del proyecto y formas de contactar con los gestores. Pinchar aquí para verla.