La empresa crea su cuarta variedad, la Pintarroja con tomate, mientras se consolida en el mercado español e inicia la exportación.

 

En menos de un año de vida, Conservas Senra, una empresa que convierte platos tradicionales sanluqueños en conservas gourmet, ya está traduciendo al árabe sus etiquetas para que en unos meses las entiendan en Dubai.

Fran Senra

Fran Senra, con dos de sus conservas sanluqueñas. Todas las fotos han sido cedidas por la firma.

La empresa comenzó su andadura el pasado año de manos de Fran Senra y con tres especialidades: Langostinos al ajillo y manzanilla, el Choco al pan frito y el Choco a la sanluqueña. Este año habrá más. De momento, y en cuestión de semanas, estará en el mercado una conserva de Pintarroja con tomate, y lo siguiente será la Raya con naranja agria.

Poco a poco, y a base de guisos cuidados, “me van conociendo” en el mercado gourmet, explica Fran Senra. De hecho, las 450 unidades de pintarroja ya están vendidas a clientes que conocen sus anteriores guisos y confían en su fórmula: “buenos ingredientes y sólo esterilizado, nada de conservantes”. Los guisos sanluqueños están ya en tiendas gourmet de toda España; donde más aceptación han tenido es en Sevilla, donde más se vende y se puede encontrar en tiendas y abacerías. En unos meses, la empresa se lanzará al mercado internacional,  puesto que ha llamado la atención del mercado de los países árabes, donde llegará a mediados de año.

Habrá que ver si las nuevas elaboraciones logran desbancar a la que hasta ahora es la conserva estrella de la casa: el Choco al pan frito. Fran Senra da a sus clientes un consejo para degustar este plato de una forma diferente: agregándoles garbanzos o arroz para conseguir un guiso de lo más marinero; de hecho, el que se ve en la imagen superior es el de pintarroja en versión arrocito.

Más información sobre la creación de esta empresa, aquí. 

La etiqueta de la nueva conserva.

La etiqueta de la nueva conserva.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome