El martes comenzó la captura de ambas especies, que alargará durante sesenta días.

 

Los pescadores de La Línea comenzaron el martes 21 de agosto a capturar volaores y melvas, dos especies que cruzan ahora el Campo de Gibraltar de camino a las aguas del Atlántico.

Así lo explica desde la Organización de Productores Pesqueros Nicolás Fernández, que indica que aún se desconoce cómo se desarrollará la campaña: una prueba, realizada el lunes con dos barcos, arrojó un resultado desigual. La campaña se alargará durante sesenta días.

El volaor constituye toda una tradición en el Campo de Gibraltar. Deben su nombre a que disponen de unas aletas pectorales muy desarrolladas que le permiten realizar pequeños vuelos fuera del agua cuando se sienten amenazados. En estos desplazamientos, la aleta caudal imprime velocidad produciendo hasta 70 vibraciones por segundo.

El pez volador se utiliza para elaborar una salazón cuya elaboración se ha convertido en una tradición propia del barrio de La Atunara, un barrio de pescadores, situado en torno al puerto. Más información aquí.