La nueva dirección de La Reserva Club de Sotogrande en San Roque ficha al cocinero jefe del hotel barcelonés de cinco estrellas Mandarín Oriental para potenciar la gastronomía de su restaurante, L’Olive

La llegada de un nuevo director a La Reserva Club de Sotogrande, Nuno Gonçales, ha supuesto una pequeña revolución en el restaurante del establecimiento. La nueva dirección ha querido apostar por la gastronomía y para ello ha fichado como asesor a Jaime Pérez Sicilia, un cocinero de la escuela de Ferrán Adriá, con el que ha estado trabajando tanto en su Restaurante de Rosas como en el El Bulli Catering.

Pérez Sicilia, actual jefe de cocina en el hotel de cinco estrellas Mandarín Oriental de Barcelona, tiene un amplio curriculum (también ha trabajado con Carlos Abellán o Pedro Subijama), y buena parte de su actividad profesional la desarrolló en Portugal. De ahí la conexión con Gonçalves, que es portugués y conocía de primera mano el trabajo del chef. El cocinero se encarga de asesorar una cocina que dirige Cristina Gutiérrez, gaditana con formación y experiencia en el sector y “tesorera de los secretos culinarios mejor guardados de este rincón de Sotogrande”, dicen en el establecimiento. El restaurante está bajo la dirección de Marcos Giuberti.

El menú juega con especialidades culinarias de cada temporada incluyendo atún y langosta, delicatessen como el Aceite de Oliva Virgen Extra, el caviar y foie-gras con pistacho crujiente, hierbas y verduras frescas y noches especiales de parrilla al aire libre en las noches de verano. Cuentan con horno Josper.

La bodega está centrada en vinos españoles y franceses y cuenta con variedad de licores y cervezas de barril como Guinness, Affligem o la tradicional española Cruzcampo. En breve se podrá degustar un menú especial que ofrece algunos de los platos favoritos de Manolo Piñero, el nuevo fichaje y embajador de La Reserva Club. Y ya se ofrecen noches que combinan gatronomía y música: jazz, el piano o guitarra española.

La Reserva Club de Sotogrande está en plena revitalización gracias a una importante inyección económica por parte de sus inversores, explican. De hecho, recientemente a una remodelación a cargo del estudio parisino Des Sources. “Se ha incorporado iluminación y claridad tanto al interior como al exterior, y se han reconfigurado los espacios para favorecer un tránsito más lógico entre las estancias y para aprovechar una ubicación que permite envidiables vistas”, explican. Reabrió en enero de 2016 y actualmente sirve también a personas que no son socias de La Reserva.

Para mostrar la renovación gastronómica de L’Olive, el establecimiento protagonizó una jornada gastronómica que incluyó una visita al mercado de abastos, la elección de productos por parte del cocinero, la elaboración de un menú -tataki de atún con curry verde, paletilla de cordero deshuesada al estilo Marrakech, royal de fruta de la pasión con granizado de menta, helado de coco y fresas osmotizadas con crema de vainilla- demostración de cocina nocturna y música en directo.

El Restaurante L’Olive está en La Reserva Golf Club (Avenida La Reserva, sin número). El teléfono es el  956 785 252. Abre para desayunos y almuerzos de domingo a jueves, y los viernes y sábados también para cenas.