La Carnicería Ortega se aproxima a su centenario estrenando medalla y azulejo: los que reconocen su trayectoria en Los Barrios.

 

Entre lo que se repiten en esta historia los nombres en esta familia y que se fundó en 1920, del tirón viene a la mente el título Cien años de soledad. Lo que pasa que aquí, en vez de aurelianos y arcadios hay nicolases, y la lluvia incensante es de chicharrones. No estamos en Macondo, sino en Los Barrios; concretamente, en la carnicería más antigua de la localidad.

Fue Nicolás Ortega García -un hombre muy popular que fue alcalde del municipio- quién la fundó, y es Nicolás Ortega León, su tataranieto, el representante de la última generación de la familia en incorporarse al negocio, donde coincide con la cuarta: su padre y su tío, Manuel y Antonio. Al borde del centenario, una carnicería que se ha ganado la fama más allá de Los Barrios no sabe si hará alguna celebración específica, pero sí que llegará con una medalla, la que acaba de darle el Ayuntamiento para reconocer su extensa trayectoria, su “tradición y solera”. También se llevan de recuerdo un azulejo, que adorna ahora la fachada de la calle Plata  y está dedicado a “Nicolás Ortega Gómez y Ana Concepción Blanco Ramírez y sus descendientes por su excelente servicio al pueblo de Los Barrios a través de su centenaria carnicería”. No se refiere la placa a los fundadores, sino a los abuelos del actual Nicolás, los que más tiempo estuvieron al frente del negocio y los que lo trasladaron a su ubicación actual.

Los chicharrones.

Los chicharrones.

Para su nieto, se trata de un reconocimiento “más que para nosotros, para los que han pasado por aquí”, generaciones de su familia que se transmitieron unos a otros las fórmulas para hacer los chicharrones, las morcillas o el lomo en manteca, que han traspasado los límites barreños. Y eso que, según asegura, jamás se han promocionado: la gente que ha llegado de fuera buscando sus productos lo han hecho porque los han probado, les han gustado y han ido a por más.

El negocio ha cambiado mucho y ahora se enfrenta a circunstancias diferentes. Hasta llegar a la céntrica calle Plata ha cambiado tres veces de ubicación; en cien años ha pasado de todo: desde ser ganaderos y tener que vender a los cochinos descuartizados porque estaban tan baratos que ya no daban dinero, hasta recibir a Las Maltesas, una familia adinerada de Gibraltar que iba a Los Barrios en un Cadillac negro y con chófer uniformado para comprar en la Carnicería Ortega. Realismo mágico no es… pero casi.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la Carnicería Ortega, aquí

La carnicería. Todas las fotos son de Cosasdecomé.

La carnicería. Todas las fotos son de Cosasdecomé.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome