El chiringuito Mojama Beach de Chiclana colabora con la Asociación Arrabal para ofrecer una segunda oportunidad a personas con dificultades de inserción laboral. Este año se han implicado más que nunca para financiar un nuevo proyecto.

 

Ya hace años que el chiringuito Mojama Beach recibió la primera llamada de la asociación Arrabal. Había publicado un anuncio de trabajo en un portal de internet, Arrabal lo vio y se ofreció a hacerle la selección de personal. Una selección entre los alumnos a quienes ellos mismos habían formado en hostelería para ayudarles a encontrar un empleo. El chiringuito establecimiento aceptó lo que califica como “reto” y desde entonces, ha recibido a un buen número de alumnos, que en algunos casos han pasado a formar parte de la plantilla de este establecimiento de la costa.

“El Mojama Beach es algo más que un establecimiento en primera línea de playa. Su filosofía va más allá del mero disfrute de un buen plato o una copa contemplando el atardecer. Por ello, ha querido implicarse de manera significativa con el entorno, no sólo en el aspecto natural y de respeto el medio ambiente, sino también con las personas”, aseguran desde el chiringuito.

Gema Márquez es la presidenta de la asociación Arrabal, que colabora en el proyecto con este chiringuito, con hoteles. Los que van a hacer prácticas al Mojama vuelven de la experiencia, según indica, encantados. Gema no escatima elogios para un establecimiento hostelero que este año ha colaborado con ellos aún más de lo que ya venía haciendo.

Por primera vez, la asociación se ha convertido en Escuela de Segunda Oportunidad, un proyecto para que los jóvenes finalicen sus estudios utilizando para ello una plataforma virtual homologada por Educación, puesto que la reincorporación a los centros educativos muchas veces se convierte en una barrera infranqueable por diferentes motivos. El proyecto no tiene financiación, y aquí es donde entra el chiringuito, que ha decidido comprometerse más con la causa de la asociación chiclanera para conseguir esas segundas oportunidades.

“Siempre intentamos colaborar y generar prosperidad a nuestro alrededor. Estamos en la hostelería por vocación y aprovechamos para intentar formar a gente. Este es un trabajo digno, bonito, con el que se aprende día a día”, explican desde el chiringuito.

Cada año, el establecimiento prepara una línea de comunicación con la que dar a conocer su filosofía empresarial. En esta ocasión, tanto el lema “Naturales por naturaleza” como el diseño de la imagen y el impulso de proyecto, ha sido creado en sinergia por el equipo de Mojama Beach que ha querido con ello implicarse aún más con esta iniciativa social. En esta línea, han creado un diseño en chapas y también en las camisetas que llevan los trabajadores y que puede ser adquirido por los clientes si lo desean. Todo lo recaudado está destinado a la Asociación Arrabal. Además, el chiringuito se ha puesto en contacto con diferentes personas, como la ilustradora Elisa Virués, o Pelayo Arango, autor del libro “Mis Pensamientos” que se han implicado en la causa cediendo sus creaciones para que sean puestas a la venta en el propio chiringuito.

“Estamos muy ilusionados con este proyecto”, aseguran. Llaman la atención sobre la implicación de los clientes que han reaccionado muy positivamente al ver que las camisetas son “atractivas y llamativas”. Es más, cuando les preguntan por ellas y le explican lo que hay detrás, lo valoran de manera muy positiva, mostrando su concienciación con este tipo de iniciativas.

La fiesta de touropoeradores.

La fiesta de touropoeradores.

También dedicaron a la asociación la fiesta para touroperadores que hacen cada año al inicio de la temporada. Normalmente entregan un regalo a los invitados; este año no hubo regalo: el dinero fue para Arrabal.

Arrabal está en la calle Vid 1 y su teléfono es el 956 90 03 12.

Más información sobre Mojama Beach aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome