La Frutería Mary empieza a comercializar gazpachos que elaboran ellos mismos siguiendo una receta familiar, con ingredientes y hasta etiquetado de kilómetro cero. 

 

Tomates, ajos, vinagre, pimientos… todo de Chipiona. Hasta el fotógrafo, el diseñador gráfico y las etiquetas son de Chipiona. Sólo el aceite y la botella son de otros lugares. Y la receta, por supuesto, es chipionera. La localidad, convertida en gazpacho, pretende llegar ahora a tiendas y supermercados.

La Frutería Mari lleva doce años abierta en la avenida de Granada. Es de Manuel Rodríguez y Mari Carmen Gallego. El padre de ella tuvo en su día un bar, y después una frutería donde vendía gazpacho a sus clientes y que posteriormente cerró. La receta gustaba, por lo que en la frutería de su hija siguieron sirviéndola a sus clientes, ya con algún toque propio. Y tanto estaba gustando, que hace aproximadamente un año decidieron dar un paso más y envasarla y comercializarla fuera de la localidad. La pareja ha tenido que realizar una inversión para poner en marcha las instalaciones necesarias, pero por fin tienen el resultado: Gazpacho Mary, un gazpacho en el que siguen la receta que tan buenos resultados ha dado en la frutería, se emplean productos de kilómetro cero y de buena calidad.

Actualmente están iniciando el proceso de distribución y la idea, señala Manuel, es poder llegar tanto a tiendas como a los lineales de los supermercados. En su ciudad, el gazpacho ha generado mucha expectación y no ha tardado en llegar a todos lados: el miércoles la frutería anunciaba que ya podía encontrarse en todas las tiendas de alimentación.

La frutería está en el número 33 de la avenida de Granada y abre todos los días en horario de nueve de la mañana a dos y media de la tarde.