Bollinger La Grande Année permanecerá hasta el 17 de abril en el restaurante de Ángel León, en un exclusivo mueble rojo y negro inspirado en el maletero de un coche de lujo

Sólo dos marcas aparecen en las películas de la saga James Bond sin pasar por caja: Aston Martin y Bollinger. Los distribuidores en España de este champagne, el Grupo Varma, quieren que el aprecio que el agente con licencia para matar siente por la marca francesa se extienda entre los españoles, por lo que lo ha fichado a uno de sus mejores embajadores, lo ha metido en un maletero y lo ha enviado de gira por los mejores restaurantes de España.

El embajador se llama Bollinger La Grande Année 2007. “Es el champagne ineludible en la restauración y la hostelería de alto nivel: es el champagne para comer por excelencia. Fermentado exclusivamente en barricas, un tiempo de maduración más de dos veces superior a las reglas de Denominación. En Bollinger, solo las vendimias de gran calidad dan lugar a millésimes. La vendimia muy precoz y la gran frescura de esta cosecha sitúan a la añada 2007 bajo el signo de la excepción”, explican. Con un 70% Pinot Noir y un 30% de Chardonnay, se trata de uno de los champagnes “más excepcionales del mundo”, convertido en protagonista de un plato en seis de los mejores restaurantes de España. El primero: Aponiente.

Los chefs realizan una creación con este champagne o armonizado con él, que incluirán en sus cartas. En el caso de Ángel León se trata de ‘Armonía inspirada en Bollinguer’. En Aponiente se ha descorchado la tercera o cuarta botella que se abre en España, en el transcurso de un almuerzo donde la primera parte del menú Mar de Fondo del chef del mar se combinó con otro champagne de la casa, el Bollinger Rosé, para pasar después a La Grande Année.

Además de Ángel León, los chefs Eneko Atxa, Ramón Freixa, Hermanos Roca, Toño y Jose, y Nacho Manzano realizarán una creación con este champagne que incluirán en las cartas de sus restaurantes.

El francés llegó a El Puerto a bordo de un singular mueble, rojo y negro, cuyo diseño se inspira en la forma del maletero de un coche de lujo. Pocas piezas hay como ésta, que hasta el 17 de abril se puede contemplar en la bodega de Aponiente, y de hecho su singularidad fue la que hizo concebir a la idea de embarcar al champagne en una gira por España. El mueble Bollinger Experience estará 45 días en cada restaurante y concluirá su tour en el Mugaritz de Andoni Luis Aduriz.

La gira del mueble y las creaciones de los platos con Champagne Bollinger La Grande Année 2007 iniciada en el Aponiente continuará en el restaurante Azurmendi de Eneko Atxa (3 * Michelin), donde estará del 18 de abril al 30 de mayo. Del 1 de junio al 17 de julio permanecerá en el restaurante Ramón Freixa (2 * Michelin). Del 18 de julio al 31 de agosto, el restaurante El Celler de Can Roca (3 * Michelin) acogerá la pieza. Del 4 de septiembre al 15 de octubre se expondrá en el restaurante Atrio Cáceres (2 * Michelin). Del 16 de octubre al 30 de noviembre, el restaurante Casa Marcial de Nacho Manzano (2 * Michelín) será el nuevo hogar del mueble. Y, por último, del 4 de diciembre y durante todo 2018 permanecerá en el restaurante Mugaritz de Aduriz (2 * Michelin).

Este proyecto nace de Varma, la compañía distribuidora de Champagne Bollinger, que pretende demostrar su compromiso con el sector de la alta restauración. “La apuesta de la compañía por ofrecer una experiencia gastronómica completa se traduce en una alianza con partners tan importantes como estos”, explican. En palabras de Don Pelayo de la Mata, presidente del Grupo Varma, “es un honor para nosotros colaborar con estos prestigiosos restaurantes. Nuestro objetivo es satisfacer a los consumidores y ofrecer nuevas experiencias como estos platos elaborados por los mejores chefs del país con nuestro excepcional champagne”.