El establecimiento estrena también platos nuevos, como una especie de albondigón llamado polpetta.

 

Nació como un establecimiento de comida italiana para llevar, pero con el tiempo y ante las peticiones que les llegaban por parte de sus clientes, decidieron colocar cuatro mesitas donde degustar sus platos: pasta fresca, tortilla de espaguetis, pizza frita, focaccias… El rincón de La Rosticceria empezó a funcionar en abril y se podía disfrutar a mediodía (más información aquí).

Ahora, Valeria Cirrillo y Alejandro Melón han decidido dar más uso a esta zona, abriéndola por las noches para ofrecer cenas temáticas bajo reserva. Será, según explican, a partir del mes de marzo cuando empiecen a convocarse estas veladas italianas, una vez que ultimen todos los detalles.

Mientras, las novedades están llegando en forma de nuevos platos. Entre los estrenos que más éxitos están cosechando está la popetta napoletana, un albondigón relleno de mozzarella ahumada con salsa de setas. También está teniendo mucha aceptación -especialmente entre los clientes vegetarianos- una nueva pizza frita de verdura y mozzarella, o los arancini, una especialidad de la cocina siciliana: croquetas de arroz con azafrán rellenas de tomate, carne y mozzarella.

Más información sobre este establecimiento aquí.

Rosticcería

Pequeña zona para comer en el interior

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome