Don Pan crea el Crujiente del Carnaval, un dulce que estará disponible sólo durante estas fechas, y Pancracio vende ‘papelillos’ comestibles. Antonia Butrón añadirá a sus muffins las leyendas ‘Soy de coro’, ‘Soy de comparsa’…

El Carnaval también tiene su puntito dulce, o al menos así lo han visto Don Pan, Pancracio y Antonia Butrón, que han querido chocolatear los días que preceden a la Cuaresma.

Don Pan ha creado el Crujiente de Carnaval. Se trata de un pastel relleno de crujiente de chocolate y una mousse, también de chocolate, que está adornado por una pequeña máscara y estrellitas de colores de azúcar a modo de papelillos.

Pancracio también ha querido recrear el colorido confeti -los papelillos- propio de estas fiestas en pequeños pots, botecitos que contienen chocolate blanco con sabor a fresa, lima, naranja, blanco y multicolor que cuestan 5,50 euros.

Antonia Butrón ha creado los ‘Yo soy’, que es una magdalena o muffin, como los que suelen tener habitualmente en sus establecimientos, sólo que ‘disfrazada’. Lleva un cartel que indica a las claras las preferencias carnavaleras de quien vaya a devorarla: si son de coros, chirigotas, comparsas o cuartetos. También viene adornada con una golosina.