Hidalgo es nombrado Hijo Predilecto de la ciudad, y Cárdeno, Hijo Adoptivo.

 

El Ayuntamiento de Cádiz ha distinguido a dos hosteleros de la ciudad como Hijo Predilecto y Adoptivo. Son, respectivamente, Pedro Hidalgo de Casa Hidalgo, e Isidoro Cárdeno de Cumbres Mayores.

«Pedro Hidalgo Navarro (Cádiz, 1933), propietario del famoso establecimiento Hidalgo donde es reconocida la empanada gallega. Pedro Hidalgo ha mantenido dos principios rectores que centran la idiosincrasia de su negocio: calidad en los productos y calidad en el servicio. Y es que, junto a los turistas y al comprador ocasional, Casa Hidalgo mantiene desde hace medio siglo una clientela fiel que se ha convertido en el principal anunciante de las excelencias del producto allí vendido. A su innegable aptitud profesional se le suma el principal valor de Pedro: el excelente trato que dispensa a su clientela, incluida la extranjera. El pasado 2013, Pedro Hidalgo se jubiló al cumplir los 80 años y pasó el testigo a su hijos y nietos que se encargan de continuar con la tradición y el ejemplo del padre y abuelo», expone el Ayuntamiento. Para conocer la historia de Pedro Hidalgo y su negocio en la plaza de la Catedral, pincha aquí. 

Como Hijo Adoptivo se nombra a Isidoro Cárdeno por «su dedicación y trabajo en el ramo de la hostelería desde que en 1950, con 15 años, se trasladara a Cádiz desde su pueblo natal Cumbres Mayores (Huelva). Las abusivas condiciones laborales a que fue sometido en aquellos primeros años desarrollaron en él una especial sensibilidad hacia el mundo y los derechos de los trabajadores. Así, cuando años después su espíritu emprendedor y esfuerzo personal le posibilitaron abrir sus propios negocios de alimentación y hostelería, lo hizo desde el respeto y el trato más digno a sus numerosos empleados, actualmente más de cuarenta, veintidós de ellos en nuestra ciudad. Es por ello que en el sector de hostelería y de la empresa en general, cuenta con justa fama de emprendedor, laborioso, recto y honesto profesional. Resaltan su solidaridad manifestada a través de su colaboración con las ONG locales».

Este reconocimiento también recaerá de ser aprobado, sobre Hugo Alberto Vaca Beccaria, (Córdoba, Argentina 1956) quien comenzó su carrera como futbolista en el año 1973 jugando para Belgrano de Córdoba, club al que perteneció hasta 1978, año este en el que se trasladó a España para formar parte del plantel del Cádiz CF, rellenando el vacío que dejó la marcha de Ibáñez. Se mantuvo como jugador del Cádiz CF hasta el año 1983. Ese año se transformó en el nuevo refuerzo de Algeciras CF hasta 1986 que decidió retirarse del fútbol profesional. Desde su llegada a la ciudad, se estableció como si hubiera pertenecido siempre a Cádiz, haciendo a gala del dicho “el gaditano no nace, se hace”. Tras finalizar su etapa como futbolista permaneció en la Tacita de Plata hasta que años más tarde empezó a formar parte del organigrama técnico del club, dónde incluso ocupó el puesto de secretario técnico. Actualmente presenta y dirige el programa Submarino Amarillo en Onda Cádiz Televisión.

Además de a los hosteleros, también ha distinguido a la ex concejala, maestra y autora carnavalesca Adela del Moral como Hija Predilecta, y al futbolista Hugo Vaca; al cantante, guitarrista, compositor y músico Alejandro Sanz; al exfutbolista y comentarista deportivo Michael Robinson, y al prior de Santo Domingo Pascual Saturio, como Hijos Adoptivos.