El bistro bar jerezano ofrece doce bocadillos diferentes, con ingredientes de calidad, calientes, fríos o vegetales.

 

El primer negocio que emprendió Miguel Ángel Carrasco fue una franquicia con un gran surtido de bocadillos, nada menos que 50. Ahora, ha querido recordar la experiencia desde los desayunos del Bistro Bar Secuencia Nueve, que regenta en Jerez. Así, también, busca ofrecer algo que actualmente no existe actualmente en su entorno.

De momento ofrece doce variedades de bocadillos, un número que podría aumentar si tienen buena aceptación. Se pueden pedir para el desayuno, hasta las 12:30, y son de tres tipos: calientes, fríos y vegetales. Todos ellos tienen dos cosas en común: un pan de chapata de 30 centímetros e ingredientes de buena calidad. El pan es de elaboración diaria, hecho ex profeso para el establecimiento por la panadería Pantano de Arcos.

Los bocadillos fríos vienen untados con tomate y aceite de oliva para que sean más sabrosos. Los hay de cinco tipos: jamón ibérico de Guijuelo con 48 meses de curación, chorizo ibérico, salchichón, anchas y queso curado boffard y Cantábrico. Este último lleva mahonesa, tomate en rodaja, atún, anchoas y pimientos del piquillo. Carrasco explica que las anchoas son doble cero procedentes de Santoña.

Hay dos bocadillos vegetales. La base es mahonesa, lechuga iceberg ytomate en rodajas, y después uno lleva atún y huevo duro, y el otro jamón york y queso emmental. Se ha escogido este queso porque funde y tiene sabor, y lo lonchean ellos antes de servirlo.

Los bocadillos calientes son cinco. El de tortilla de patata lleva mahonesa, tomate en rodajas y la tortilla, mientras que las demás elaboraciones calientes van untadas con mantequillla y llevan queso emmental, a lo que se añade sobrasada ibérica de bellota; redondo de ternera; lomo de cerdo, o lomo de cerdo y pimientos del piquillo.
Los precios de estos bocadillos oscilan entre los 4 y los 8 euros.

Más sobre Secuencia Nueve, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome