La Peña Gastronómica El Berrueco de Medina inaugura nueva temporada creando una carta que hará posible prescindir de reserva. Además, reforzará la colaboración con otras entidades para ampliar los actos culturales

 

La Peña Gastronómica El Berrueco, situada en Medina Sidonia, ha dado por inaugurada su nueva temporada con un acto en el que presentaron sus principales novedades: más cultura y una carta que permitirá sentarse a la mesa a los que no hayan realizado reserva.

Amalia Quero y Mari Carmen Diaz han apostado desde que crearon esta peña hace tres años por “un concepto diferente de restauración”, surgido de los viajes alrededor del mundo y de su pasión por la cocina y la cultura. El resultado “no es un bar, no es un restaurante, es una casa o peña gastronómica típica, abierta a los amigos que estén interesados en un concepto de la gastronomía diferente que os trasladara a una casa irlandesa, marroquí a la casa de la abuela o a cualquier lugar que os imaginéis. Tratamos de adentrarnos en las costumbres culinarias actuales y en el tiempo de las distintas provincias españolas y de los distintos lugares del mundo”, explica Amalia.

Con el objetivo de que visitar El Berrueco “no sea simplemente comer” se han venido realizando catas, talleres, conferencias, tertulias y eventos culturales. Esta línea, posible gracias a la colaboración de otras entidades, se reforzará: un par de veces al mes habrá una carta temática acompañada por una actividad, cata o taller, de la que se informará a los interesados a través de las redes sociales o el blog de la peña.

En lo gastronómico, la propuesta es “comenzar la mañana con un típico desayuno andaluz o ingles, seguir a mediodía con un cocktail para abrir boca, saborear una comida del Cantábrico, Valencia, Francia o Túnez por ejemplo y terminar con una cena romántica con tu pareja o una reunión de amigos.

Una de las principales novedades de la temporada es la creación de una carta estacional para los que acuden sin reserva, con arroces, guisos, pescados y carnes con opciones para veganos, maridados con vinos escogidos. Los platos, detalla Amalia, proceden de toda España y de más allá de nuestras fronteras: hay marmitakos vascos junto a arroces valencianos, pescado de la provincia o  elaboraciones francesas. La carta, explica, se irá renovando cada cierto tiempo.

Este espacio continuará abierto a reuniones privadas para todos los públicos, “sobre todo a aquellos que quieran descubrir nuevas experiencias gastronómicas y recordar un momento único”.

Sí se ha renovado la imagen de la entidad, con un nuevo logotipo que da más importancia visual al concepto ‘Berrueco Gastro’, aunque este espacio continúe funcionando tal y como se creó: como una peña con socios a cuota cero.

En la presentación estuvieron presentes entidades colaboradoras como Abydos Cultura, que hacen posible parte de la programación cultural y a la que han querido mostrar su agradecimiento en el Berrueco; unos agradecimientos que se extendieron a la Cerveza Artesana Volaera de El Puerto, a Distintivos de Calidad de Medina, a Bodegas Forlong y a Bodegas Primitivo Collantes.