La Asociación de Esclerosis Múltiple abre en el barrio de El Pópulo, en Cádiz, un freidor como experiencia piloto para financiarse a través de bares

Unas aspersiones aquí y allá y quedó inaugurado el bar, el primer freidor doblemente bendito que abre en Andalucía. Todos los beneficios que dé este freidor tradicional, bautizado como Neptuno, se destinarán a mejorar la atención a los enfermos de esclerosis múltiple de Cádiz, Puerto Real y San Fernando. Y sus trabajadores son discapacitados, porque se ha querido dar oportunidades a quienes peor lo tienen en el mercado laboral.

No será el último bar de la Asociación Gaditana de Esclerosis Múltiple. Habrá más en la provincia, o al menos esa es la idea de la entidad impulsora de una iniciativa pionera. La presidenta de la federación andaluza, Águeda Alonso, presente en la inauguración, explicaba que no conocía antecedente alguno de este sistema de financiación a base de cazón en adobo y puntillitas.

Explica la presidenta gaditana, Milagrosa Mato, que la entidad cuenta con 143 socios, de los que 37 reciben asistencia en las instalaciones que tienen en Jerez. La entidad tiene carácter provincial (con la excepción del Campo de Gibraltar, donde trabaja otra asociación), por lo que muchas personas se ven obligadas a soportar trayectos largos en carretera. Para evitarlo, no hay más remedio que acercarles la ayuda. La entidad había creado una empresa para dar un servicio de ayuda a domicilio, un sector que ha perdido bastante fuelle en los últimos años, por lo que, al ver la oportunidad que brindaba el local de la calle Mesón, decidieron reconvertirla en una empresa hostelera y poner en marcha un freidor de toda la vida que dé para financiar una sede en Cádiz que atienda a personas con esclerosis de la capital, de Puerto Real y San Fernando.

No será algo aislado. La asociación ya piensa en los siguientes bares y sus correspondientes sedes de asociación, que se ubicarán en puntos estratégicos. Uno podría ser Arcos, para atender a la Sierra; otro en Chiclana o en Conil, para atender a ambas poblaciones, y otro más en la Costa Noroeste, probablemente en Rota. Pero esa historia aún está por escribir. De momento, la asociación ya ha inaugurado el freidor Neptuno de Mesón, 16, y ha conseguido dar trabajo a cinco personas discapacitadas, ya que se ha buscado apoyar a un colectivo con especiales dificultades de inserción. La selección se ha realizado con la ayuda de otros colectivos como Fegadi.

El freidor abre a partir de ahora en horario de 12:00 a 16:00 horas y de ocho de la tarde hasta el cierre. El local, donde estuvo la sidrería, frente al Pay Pay, apenas ha sufrido reformas: la más visible es la gran vitrina para el pesado que han instalado frente a la puerta. Se puede consumir allí, pero también despachan para llevar. Además de las especialidades propias de los freidores, cuentan con unas cuantas tapitas, también clásicas.

El establecimiento está pendiente de permisos para instalar la terraza, que contará con unas seis mesas.

Freidor Neptuno

La barra, durante la inauguración.