El famoso establecimiento de la calle Palacios, en el centro de El Puerto, renueva completamente su imagen con una espectacular remodelación que recupera la piedra ostionera de las paredes. El bar si mantiene sus tapas clásicas, aunque amplia sus especialidades

Quién te ha visto y quién te vé. El bar Apolo, uno de los grandes clásicos del centro de Santa María ha sido sometido a una espectacular remodelación abondonando su imagen de establecimiento de los antiguos para adoptar un aspecto elegante que le da una nueva vida. El cambio es total y lo único que se mantiene son las especialidades famosas de este establecimiento como la tortilla mixta o el pulpo a la gallega, ya que la línea gastronómica seguirá igual, aunque con una carta más amplia de especialidades.

El local ha estado cerrado casi dos meses y ha reabierto a principios de abril. Los hermanos Roberto, Juan Diego y Jesús Benitez que regentan ahora el bar al que dió fama su padre, Juan Benitez Verano, decidieron darle un nuevo aire al local, adaptarse a las nuevas tendencias estéticas y lo han hecho a fondo. El Proyecto se lo confiaron a la firma Kasa RustiKa, los mismos que también realizaron la decoración de De Gonzalo, un establecimiento puesto en marcha en la calle Misericordia en 2016.

Los hermanos Benitez en el nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

Los hermanos Benitez en el nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

La transformación ha sido total. El local se ha ampliado ya que el espacio que ocupaba la antigua freiduría situada junto al Apolo ha sido habilitada como la zona de cuartos de baño. La barra, está ahora situada en la fachada que da a la calle Pedro Muñoz Seca, mientras que la zona que da a Palacios queda ocupada por dos salones separados por una mampara de cristal y metal que simula la entrada a un patio.

Las paredes han recuperado la piedar ostionera que tenía el inmueble y también el ladrillo visto. En los techos se ven las vigas y por debajo, muy en la línea de la arquitectura industrial ahora tan de moda en la hostelería, van las conducciones del aire acondicionado. La zona de cocina se separa del salón con un jardin interior y las plantas también se dejan ver en los salones. Si se han coservado las pinturas de Juan Lara que presidian las paredes y se han realzado los arcos que jalonan las estancias. El aspecto exterior del bar si se mantiene muy parecido y continúa la terraza del establecimiento.

Vista de los  nuevos salones del Bar Apolo. Foto: Cosasdecome

Vista de los nuevos salones del Bar Apolo. Foto: Cosasdecome

El establecimiento tiene incluso un logotipo nuevo que lucen los camareros en sus uniformes y también los cocineros en sus chaquetillas. Sin embargo los hermanos Benitez destacan que el lado gastronómico del establecimiento si se mantiene. Continúan sirviendo desayunos y a mediodía sirven su famosa tortilla mixta y el pulpo a la gallega. Hay también una ensaladilla de rape y chicharrones de atún.

La lista de frituras es amplia. Todo se puede tomar por tapas. Tienen gallo empanado, puntillitas, chocos, pavias de merluza o cazón en adobo. Una de las novedades es la incorporación de tostas de pan rústico con carrillá y jamón o con bacalao y salmorejo.

Tienen también un apartado de guisos con varios tipos de albóndigas o unos huevos a la flamenca. Tienen también algunos platos de plancha, dos de ellos muy clásicos en El Puerto de Santa María como el marrajo o el choco.

Cuentan con postres propios y la carta de vinos se abre con jereces, una línea que afortunadamente empieza a hacerse cada día más común en los bares de la provincia.

Horarios, localización, teléfono y más datos del bar Apolo, aquí.

Asì era el bar Apolo hasta hace unos meses. Su imagen estaba intacta desde la década de los 90 del siglo XX, cuando hizo una remodelación Juan Benitez Verano, padre de los actuales gerentes. La foto ha sido cedida por Manolo Ruiz Torres del blog Cádiz Gusta.

Asì era el bar Apolo hasta hace unos meses. Su imagen estaba intacta desde la década de los 90 del siglo XX, cuando hizo una remodelación Juan Benitez Verano, padre de los actuales gerentes. La foto ha sido cedida por Manolo Ruiz Torres del blog Cádiz Gusta.