La cafetería Rumores crea este postre basado en un  dulce típico de la localidad

 

El amarguillo grazalemeño es un dulce típico que lleva almendra picada, azúcar, huevo y limón rallado. Desde hace un par de años, en la cafetería Rumores están versionando este clásico a base de mezclar amarguillo, leche y crema, con lo que consiguen transformarlo en un flan. La fórmula es sencilla, según explica Rodrigo Fernández Valle desde el establecimiento. Y exitosa. No siempre lo tienen, pero cuando lo tienen, se agota, asegura.

El flan de amarguillo cuesta tres euros y está pensado para tomarlo en el establecimiento, puesto que no está envasado. El plato lo descubrió la tapatóloga Beatriz Lara que mandó un informe al Colegio Oficial de Tapatólogos (Verlo aquí)

Hace poco, otro establecimiento de la localidad, La Maroma, se inspiró en un dulce típico grazalemeño para versionarlo y crear su propio postre. En esa ocasión, le tocó al cubilete (ver aquí).

Este amarguillo, por cierto, no es igual al dulce del mismo nombre que se elabora en Medina Sidonia, aunque sí comparten ambos el tener almendras en su composición.

Más información sobre la Cafetería Rumores, aquí.