El vino nace de una sección de 20 botas seleccionadas y ha madurado diez años en botas de roble americano.

 

La Bodega Alvaro Domecq ha lanzado 1730 Fino en Rama, un vino que nace de una selección «de las 20 mejores botas de nuestra solera de fino, que han sido embotelladas con una ligera filtración». Cuenta con 10 años de crianza biológica, «lo que lo convierte en un vino con excelente equilibrio entre el estilo punzante y salino de los finos y la solvencia y redondez de sus años de crianza», explican desde la bodega.

Se han elegido las veinte bocas en las que el carácter «punzante y aromático de este vino era más destacado», el proceso de filtración ha sido ligero «para no mermar su intensidad», y posteriormente ha envejecido en botas de roble americano durante una década.

El resultado es un fino con un olor punzante e intenso a levaduras de velo de flor, a almendras y membrillo. En boca es seco y suave, y desde la bodega lo recomiendan para el aperitivo o para acompañar pescados grasos al horno.

El vino se distribuye a través de Exclusivas Bahía de Cádiz.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome