Un gaditano crea Dando la vara, un blog en el que aborda de forma amena las curiosidades del producto. Su próxima meta es hacer catas y abrir una tienda online.

 

CleopLata, las hermanas Petra y GarRafaela, VidriOlga, Cajandra, CeráMicaela y AluminiOna son los nombres de las candidatas a novia del AOVE en una web de “óleo contactos” amorosos ¿Cuál es la mejor candidata? Tras este curioso planteamiento está un artículo sobre los pros y los contras de los diferentes envases para el Aceite de Oliva Virgen Extra. Otra forma de contarlo, sin que nadie se duerma, pero sin renunciar al rigor.

Tras un blog especializado (aquí) en aceite en el que se habla de los romances de este producto o de las “oleoparanoias” está Enrique Fernández Marín, un gaditano que trabaja actualmente en el Jardín Botánico de Córdoba, donde se encarga precisamente del terreno de la educación. La experiencia sobre cómo contar las cosas para despertar y mantener la atención se suma a un interés cada vez mayor por el aceite para dar forma a este proyecto. Su pasión por el aceite empezó catando vinos, y ahora es todo un experto; lleva varios años formándome, realizando cursos, y asistiendo a jornadas, y el pasado diciembre terminó la formación de Experto Universitario en Aceites de Oliva Virgen Extra por la Universidad de Jaén.

Un mes antes de conseguir este título había puesto en marcha el blog Dando la Vara para explicar, de la forma más amena posible, curiosidades, detalles y características sobre el aceite de oliva. Algunos de los artículos están inspirados en las preguntas y comentarios que les hacen sus conocidos. Ellos inspiraron un artículo en el que se explica con qué alimentos cotidianos se puede utilizar un buen aceite. “Coged un trozo de chocolate puro, y combinarlo con el aove, principalmente picual. Es un espectáculo”. Este del chocolate es el más llamativo de estos trucos gastronómicos con aceite, pero hay muchos más (el artículo está aquí).

En otra publicación, explica por qué merece la pena pagar para comprar un buen aceite. Y es que cree que, acostumbrados como estamos a usar el aceite a diario, quizás no le damos la importancia que merece. Por eso quiere reivindicar la cultura del aceite, de momento desde su blog y, en un futuro, también a través de la organización de catas. El siguiente proyecto sería dotar a la página de una tienda online donde se puedan comprar aceites seleccionados de pequeños productores.

 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome