Los dos establecimientos son de firmas ya existentes: la veterana Okay de Campo de Gibraltar y Café del Sur, pionera en la provincia en hacer jarritas glotonas.

 

Dos nuevas pastelerías acaban de abrir sus puertas, una en Chiclana de la Frontera y otra en San Roque. En ambos casos, se trata de apuestas de firmas con experiencia en el sector: Okay y Café del Sur.

De ellas, la más veterana es Okay, un referente de la pastelería en el Campo de Gibraltar que ha abierto el 25 de marzo su segundo establecimiento en San Roque -los otros están en Pueblo Nuevo y San Roque Club- y el 14 de la Comarca, donde tiene presencia también en Algeciras y en La Línea.

La cadena de confiterías, que cuenta con obrador propio, sigue en este nuevo establecimiento la misma filosofía que ha empleado en sus últimas aperturas: un negocio con un amplio horario de apertura, que ofrece tanto desayunos y meriendas como helados en temporada, zumos naturales y algunas preparaciones saladas como sandwiches y hamburguesas a las horas de las comidas. El establecimiento abrirá 365 días al año, de la mañana a la noche, en el número 18 de la calle General Lacy (calle Málaga). Además del espacio de cafetería y pastelería, el espacio diseñado por Casasola Arquitectos cuenta con una zona infantil con juguetes, libros, televisión y hasta una gran pizarra. También se pueden realizar encargos para las celebraciones.

En Chiclana

El Café del Sur de La Barrosa, en Chiclana, es especialmente conocido por ser el pionero en la provincia de un espectacular dulce, las jarritas glotonas (tienes más datos la llegada de estos batidos a Cádiz aquí). La propietaria, Alicia López ha decidido abrir Café del Sur Nature en Los Gallos, junto a la ferretería. Inaugurado el  29 de marzo, trabajan con la misma carta que su hermana mayor. También es un café con copas y cócteles, aunque ha empezado su andadura sirviendo unos desayunos saludables que pronto podrán probarse también en La Barrosa. Abren de todos los días del año, de 8:00 a 12:00 horas y de 15:30 a 22:00, aunque los viernes y sábados el horario se prolonga hasta la madrugada. En la carta también hay creps rellenos y, por supuesto, las famosas jarritas glotonas.