El establecimiento ya tiene disponible la carne, tras mantenerla dos meses en sus propias cámaras.

 

Hay que reconocerlo: la foto impresiona. Son nada menos que 90 kilos de carne de buey gallego, una vez madurado durante dos meses y listos para servirlo en el Restaurante La Fábrica de Benalup.

Ya lo contábamos aquí (ver enlace): Juan Alfonso Pérez, propietario del establecimiento, había tenido la oportunidad de contactar con el representante de los afamados bueyes de Bandeira con motivo del Salón de Gourmets de Madrid. Una vez en Benalup, se había servido el solomillo y se había dejado el resto madurando en las cámaras de maduración que instalaron el pasado año en el restaurante. Ahora, Juan Alfonso considera que la enorme pieza ya ha alcanzado el punto óptimo de maduración, por lo que comenzará a servirla en el establecimiento a unos cien euros el kilo; la calidad y escasez de este buey gallego hace que su precio sea elevado.

La pieza en su totalidad. Foto cedida por el establecimiento.

La pieza en su totalidad. Foto cedida por el establecimiento.

Más información sobre La Fábrica de Benalup aquí.