Con la intención de facilitar el acceso de las personas con discapacidad al patrimonio gastronómico andaluz se han seleccionados dos rutas adaptadas en la provincia de Cádiz: la del atún rojo y la del Sherry y el Brandy.

 

Contribuir al fomento de Andalucía como destino gastronómico de calidad al que pueden acceder también las personas con discapacidad. Éste es el objetivo de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Jaén (FEJIDIF) con la edición de la Guía de Gastronomía Accesible de Andalucía que ha sido presentada en Almería, Capital Gastronómica 2019.

Compuesta por 185 experiencias vinculadas a la gastronomía (restaurantes, bodegas, almazaras, mercados, museos, centros de interpretación y tiendas gourmet, entre otros) que a su vez se dividen en diez rutas, 62 de ellas se ubican en la provincia de Cádiz a través de dos recorridos: uno dedicado al atún rojo del Almadraba y otro a los vinos Sherry y Brandy.

Desde FEJIDIF explican que en esta guía se ofrece “información gastronómica relevante y de su accesibilidad, con el objetivo de facilitar el acceso de las personas con discapacidad al rico patrimonio gastronómico andaluz y, de esta manera, activar la participación de éstas en los eventos y jornadas gastronómicas”.

La guía también ofrece información detallada de 16 eventos tales como mercados tradicionales, festivales y jornadas gastronómicas, que se realizan a lo largo de todo el año, aclarando las condiciones de accesibilidad de forma útil y práctica de cada uno de ellos. Asimismo, se incluyen enlaces web y direcciones de las oficinas de turismo e instituciones de relevancia para que sea fácil complementar la información ofrecida.

La Guía de Gastronomía Accesible en Andalucía de FEJIDIF puede descargarse desde la web PuedoViajar.